At.Madrid 2 - 2 Celta. Uno a uno

Sergio (9): si el Celta consiguió un empate fue, en buena parte, gracias a su magnífica actuación bajo palos. Realizó grandes intervenciones y fue un muro para los atacantes rojiblancos. Ágil, valiente y decisivo.
Hugo Mallo (5): discreto regreso al once titular. Le costó coger el ritmo del partido y sufrió una barbaridad por su banda. Mejor en facetas ofensivas. Se le vio muy justo físicamente.
Cabral (6): contundente y expeditivo. Fue muy al límite en las entradas, aunque siempre cometió faltas tácticas. Pocas veces perdió la posición. 
Fontàs (4): después de una horrible primera parte, volvió a su nivel habitual tras el descanso. Le penaliza romper el fuera de juego en el primer gol y su floja salida de balón. 
Planas (7): correcto en defensa y sensacional en ataque. Dio la asistencia del primer tanto y provocó el penalti con un fabuloso detalle de calidad. Su conexión con Nolito sigue dando sus frutos.
Radoja (5): la presión asfixiante de los mediapuntas del Atleti le causó muchos problemas. Se le vio desbordado en varias ocasiones. En la segunda parte estuvo más arropado y mejoró su rendimiento.
Krohn-Dehli (7): es una delicia verle mover la pelota. Sensacional en la creación de juego, con un 95% en pases. Le faltó implicarse más en tareas defensivas. Perdió protagonismo con el paso de los minutos.
Álex López (3): desaparecido en combate. Tímido con el balón. En ningún momento pudo frenar/desbordar a los centrocampistas rojiblancos. Empieza a pedir banquillo. 
Pablo Hernández (6): es evidente que juega a un ritmo sudamericano, pero dejó detalles positivos de cara el futuro. No se esconde y colabora en defensa. Se inventó un gol con un taconzaco de jugador con clase. Hay que darle tiempo.
Orellana (7): mantuvo su buen nivel ante un rival de mayor entidad. Puso en jaque a la defensa rival en varias ocasiones y realizó algún pase magnífico.
Larrivey (6): ante la mejor pareja de centrales del momento, volvió a demostrar su gran juego de espaldas. Nadie puede discutir su titularidad. Puro sacrificio.
Nolito (7): reactivó el ataque del Celta con su verticalidad y su calidad con el balón. Marcó por su segunda temporada consecutiva en el Calderón. Buen trabajo en defensa.
Sergi Gómez (6): de nuevo dejó buenas sensaciones, esta vez actuando como mediocentro defensivo. Espléndido en el corte. Dio seguridad al equipo.
Jonny (-): presencia testimonial.
Berizzo (7): cumplió con su palabra: el equipo no cambió su filosofía en el estadio del vigente campeón y tuvo fases de buen juego. Las rotaciones le salieron bien y los cambios fueron acertados, aunque pudo hacer antes el último. Da gusto tener un entrenador valiente.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger