Celta 0 - 2 Málaga. Uno a uno

Yoel (5): sufrió en casi todas las acciones a balón parado y eso le hizo estar inseguro en las salidas. Quizás pudo hacer algo más en el primer gol.
Hugo Mallo (5): parece que no le sentó bien la suplencia del anterior encuentro. Controló a Amrabat, pero en ataque apenas aportó.
David Costas (4): después de varios partidos con el Celta B, notó el salto de categoría. Blando y con errores de colocación. Santa Cruz hizo lo que quiso con él.
Fontàs (5): más dubitativo que de costumbre. Le salva la buena salida de balón. Echó de menos a Cabral a su lado.
Jonny (4): atraviesa un bache de juego en los últimos partidos. Samu le creó muchos problemas y no estuvo fino con el balón.
Oubiña (4): el capitán sigue en baja forma. Apenas arriesga con la pelota y le falta precisión. Desbordado en labores de contención.
Augusto (5): derroche físico sin premio. No estuvo inspirado en ninguna faceta, ni siquiera en los centros. Mereció el cambio.
Krohn-Dehli (5): dejó algún destello de calidad y tuvo la mejor ocasión del Celta con un disparo desde la frontal que pegó en el larguero. Su rendimiento descendió en la segunda parte.
Orellana (4): su peor partido del año. No consiguió desbordar a Eliseu y estuvo muy fallón en el pase. En la derecha no es el mismo. 
Nolito (6): el jugador más peligroso del Celta en ataque. Combinó grandes jugadas individuales con otras en las que falló en el último toque. Parece que está alcanzando su mejor forma.
Charles (5): realizó su habitual juego de espaldas con poco éxito. Los centrales del Málaga le controlaron en todo momento.
Rafinha (6): dio otro aire al ataque y demostró la importancia que tiene en el equipo. Solo le pararon con reiteradas faltas. Su vuelta es la mejor noticia del partido.
Madinda (5): demasiado impreciso en el pase. Le faltó arriesgar más en el borde del área. En esta ocasión no aprovechó su oportunidad. 
Santi Mina (5): presencia testimonial sobre el terreno de juego. En defensas cerradas nunca aparece.
Luis Enrique (3): después de varios experimentos acertados, contra el Málaga se equivocó gravemente. Conociendo el poderío del rival en el juego aéreo, debió apostar por Íñigo López en vez de David Costas, que no destaca en esa faceta. El resultado fue una defensa muy insegura. Viendo el estado de Oubiña no se entiende su titularidad. Increíble que no arriesgara más cuando tuvimos superioridad numérica.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger