Celta 0 - 0 Athletic. Uno a uno

Yoel (6): sorprendió, para bien, por su seguridad en el juego aéreo, ya que no estuvo tan dubitativo como en anteriores encuentros. Poco trabajo en líneas generales.
Hugo Mallo (6): por su banda fue donde más daño hizo el Athletic. Sufrió defensivamente y eso hizo que apareciese menos en ataque.
Cabral (7): con su contundencia anuló a Aduriz, que apenas tocó el balón. Seguro y atento en el corte. Su talón de Aquiles fue el desplazamiento en largo.
Fontàs (7): al igual que su compañero en la zaga, se le vieron pocas fisuras. Incluso estuvo fuerte en los balones aéreos, donde suele fallar.
Jonny (7): puso el candado por su carril y ofensivamente fue un puñal. No es casualidad que la mejoría en defensa coincida con su titularidad.
Krohn-Dehli (7): pocos confiaban en él y sorprendió con una actuación notable en una posición que no es la suya. Gran despliegue físico del danés. Mejor en la recuperación que en la distribución.
Álex López (6): se nota que no atraviesa un buen momento. Perdido en varias ocasiones, poco participativo y lento con el balón. El esfuerzo no se lo discute nadie.
Rafinha (8): ahora mismo es el faro que ilumina el ataque celeste. Siempre hace tres o cuatro jugadas brillantes. Sensacional en la conducción y en el último pase. Está que se sale.
Orellana (8): otro que está de dulce. Una pesadilla para el lateral de turno. Levantó los aplausos de la grada con varios regates eléctricos. Increíble como trabaja en defensa.
Santi Mina (6): de los titulares fue el que menos aportó. Le pone ímpetu a sus acciones, pero le falta un punto de todo para hacer daño en los metros finales. 
Charles (7): hizo su habitual juego de espaldas que siempre es importante. Tuvo una bonita batalla con los centrales rojiblancos. Se fue apagando con el paso de los minutos.
Augusto (5): por sus características poco puede aportar como suplente. Le costó coger el ritmo el encuentro. 
Nolito (5): lo intentó como siempre hace, con peor o mejor suerte. Recibió pocos balones por la fatiga del centro del campo.
Bermejo (-): tuvo en su cabeza la victoria en el último instante. Aportó agresividad en los instantes finales.
Luis Enrique (8): dio una nueva vuelta de tuerca a la alineación y el experimentó le funcionó. El equipo realizó la mejor primera parte de la temporada en casa. Los cambios fueron lógicos y los jugadores acabaron fatigados por el esfuerzo realizado.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger