Celta 0 - 2 Rayo. Uno a uno

Yoel (5): no se lo puede culpar en los goles encajados. Seguro bajo palos y con muchas dudas en los centros laterales al área pequeña. 
Hugo Mallo (6): secó a Iago Falqué y se incorporó con acierto al ataque. Tuvo pocos fallos. Su rendimiento mejora con el paso de los encuentros.
David Costas (3): sus fallos de colocación costaron caro. Completó un flojo encuentro en todas las facetas. Rozó el gol antes del descanso. Se echó de menos la contundencia de Cabral.
Fontàs (6): de los pocos jugadores que rinde igual tanto fuera como en casa. Sobrio, contundente y atento. Pocas veces se complica con el balón.
Toni (2): su banda fue una autopista para Lass, que aprovechó todas sus carencias defensivas. Nervioso e inseguro con la pelota. No es lateral y nunca lo será. 
Oubiña (3): su peor partido de la temporada. Muy impreciso en la salida de balón. Nunca estuvo cómodo y sufrió con la presión del rival. Mereció el cambio.
Álex López (6): de más a menos. Empezó moviendo el balón con criterio y con mucha llegada al área rival. Cuando ocupó el sitio de Oubiña desapareció del campo.
Augusto (7): el único jugador del Celta que brilló en la oscuridad. Con un despliegue físico brutal, el argentino fue el motor del equipo. Dejó varios destellos de calidad.
Nolito (5): combinó aciertos con errores durante los noventa minutos. En ocasiones se atasca con el regate y en otras jugadas saca un pase de gol exquisito.
Santi Mina (5): voluntarioso, pero con poco acierto. En banda derecha no consigue crear peligro. No termina de destacar como titular.
Charles (4): lleva varios partidos aportando muy poco en ataque. Salvo en acciones aisladas, suele perder la batalla con los centrales rivales. Empieza a pedir banquillo.
Rafinha (5): una vez más queda demostrado que la banda derecha no es su sitio. Ralentiza demasiado el juego en una posición donde hay que ser más rápido.
Krohn-Dehli (4): su entrada no se tradujo en una mejoría para el equipo. Entró poco en juego y falló una ocasión clara.
Jonny (5): cumplió como central, aunque el partido estaba muerto cuando salió.
Luis Enrique (4): apostó por mantener el equipo de Sevilla y el resultado no fue el esperado. Incomprensible que siga apostando por Toni como lateral izquierdo. Sorprendió que no metiese a Vila por Costas. Los números en casa demuestran que no lo está haciendo bien.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger