Málaga 0 - 5 Celta. Uno a uno

Yoel (6): de nuevo vivió un partido con escaso trabajo, ya que el Málaga sólo tiró una vez entre los tres palos. Nos dio un susto tremendo con una salida que no venía a cuento.
Hugo Mallo (6): sin brillar, cometió menos errores que en encuentros anteriores. Tuvo más presencia en ataque con la ausencia de Toni. 
Cabral (7): demostró que tiene sitio en el once titular. Seguro, contundente e inexpugnable. Solo sufrió en la salida de balón.
Fontàs (8): su rendimiento mejora con el paso de los partidos. Fantástico en defensa e inteligente y preciso con la pelota en los pies. Se está convirtiendo en un baluarte defensivo.
Aurtenetxe (7): no tiene el toque de Toni, pero enseñó a sus críticos las razones por las que debe ser el lateral izquierdo titular. El Málaga apenas hizo daño por su banda y en sus pocas apariciones en ataque jugó el balón con acierto.
Oubiña (7): sin la rigidez táctica de principio de temporada despliega su mejor versión. Dominó los tiempos del partido y supo mover la pelota con criterio.
Álex López (10): es-pec-ta-cu-lar. Completó su mejor partido en Primera División: realizó un despliegue físico brutal, puso pases magníficos y marcó dos goles aprovechando una de sus mejores cualidades, la llegada desde segunda línea. Ojalá este fuese su rendimiento en la mayoría de encuentros.
Augusto (8): en una posición que no es la ideal, el argentino fue la pieza clave para que el centro del campo del Celta superase al del rival. Llevó el peso ofensivo del equipo con su buena visión de juego y volvió a marcar en La Rosaleda.
Nolito (9): es el jugador con más clase de la plantilla y demostró por qué siempre tiene que ser titutlar. Destrozó a la zaga malacitana con sus regates eléctricos y su velocidad. Su gol es una obra de arte. 
Santi Mina (6): el más flojo de los que salieron de inicio. Dejó algunos detalles, aunque apenas participó en las jugadas de peligro. Por ahora, funciona mejor como revulsivo.
Charles (7): recuperó su mejor versión. Sus movimientos y desmarques desquiciaron a la defensa andaluza. Muy importante que rompiera su sequía goleadora.
Orellana (6): aprovechó los espacios que dejaba el Málaga para crear peligro, aunque tampoco mejoró el rendimiento de Santi Mina.
Madinda (6): salió para dotar de fuerza al centro del campo y cumplió con el objetivo.
David Rodríguez (6): tuvo una clara oportunidad para estrenar su casillero goleador y de nuevo volvió a fallar. Buena asistencia a Charles.
Luis Enrique (9): consciente de que se jugaba mucho, apostó por la experiencia y el resultado fue excelente. Por fin se dejó de experimentos y aplicó la lógica en la elección y disposición táctica de los jugadores. Este es el camino a seguir.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger