Getafe 2 - 0 Celta. Uno a uno

Yoel (3): en el área pequeña, el portero siempre debe salir a por el balón. Todo lo contrario hizo en las acciones a balón parado que nos costaron dos goles. Se le cayó encima la portería del Coliseum.
Bellvís (-): la mala suerte se cebó con el valenciano, que tuvo que abandonar el partido por una lesión en el malar tras un choque con Diego Castro. Que vuelva lo antes posible.
Cabral (4): el banquillo le sentó fatal. Flojo en la salida de balón y lento de movimientos en varias jugadas. Por lo menos hizo daño en ataque en las acciones de estrategia.
David Costas (4): Miku le ganó muchas veces la espalda, aunque compensó esos despistes con su rapidez. Para su adaptación a Primera sería más fácil que tuviera un compañero fijo a su lado.
Aurtenetxe (3): primer partido como lateral que deja sensaciones contradictorias. En defensa es más fiable que Toni, pero en ataque es un desastre. Con la pelota en los pies deja mucho que desear.
Oubiña (4): el capitán no se está ganando la titularidad. Espeso en la distribución y aportando muy poco en la recuperación. No se le ve cómodo en una posición tan retrasada.
Madinda (3): una sombra por el campo. Apenas tuvo participación en el juego y parecía un desconocido en el centro del campo. Perdió una buena oportunidad de demostrar lo que vale.
Krohn-Dehli (3): intermitente. Hubo momentos en los que ponía algo de claridad y en otros fallaba pases cantados. Lleva dos partidos para olvidar. Merece ser suplente. 
Rafinha (4): no fue su noche. Lo intentó, pero no estuvo acertado en los metros finales. Inexplicable que siga jugando por la banda cuando rinde mejor por el centro.
Orellana (3): está claro por qué debe ser suplente. No es capaz de hacer daño y pasa desapercibido. No hizo nada en la derecha ni en la izquierda.
David (4): demostró que no vale para Primera. Pelea con los centrales y poco más. Que jugara noventa minutos es un despropósito.
Jonny (4): situación preocupante la suya, que no es la última opción para el lateral. En el campo no demostró nada especial. Muy blando en defensa y con poca proyección en ataque.
Santi Mina (5): por lo menos le puso ganas. Intentó encarar a los rivales y hacer daño con su calidad. Siempre le toca jugar en un escenario difícil como en Getafe.
Álex López (-): salió con el partido sentenciado y apenas aportó nada que mejorase lo que había.
Luis Enrique (0): el experimento de cambiar a siete jugadores de golpe fue un desastre. Con una alineación plagada de suplentes el equipo salió noqueado desde el vestuario. Pasan los partidos y sigue sin corregir los problemas a balón parado. Demostró no tener estudiado al rival.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger