Celta 2 - 1 Getafe. Uno a Uno

Javi Varas (6): parecía que iba a tener un día tranquilo al igual que contra Osasuna hasta que sacó una mano prodigiosa ante un cabezazo de Diego Castro. Nada pudo hacer en el gol del Getafe.
Hugo Mallo (6): mejoró sus prestaciones, sobre todo en defensa. Su banda fue casi inexpugnable gracias a su rapidez y buena colocación.
Cabral (6): encuentro con pocas complicaciones que solventó de manera correcta. Tiene un fantástico sentido de la anticipación.
Túñez (6): de menos a más. Álvaro Vázquez le ganó dos veces la espalda al principio, pero a partir de ahí ya no concedió ninguna acción de peligro al nueve rival. Infranqueable en el juego aéreo.
Roberto Lago (5): el más flojo del equipo con diferencia. Al contrario que Hugo Mallo, su banda fue casi una autopista y por ahí llegó el tanto del empate. Además, aportó poco en ataque.
Oubiña (7): destacó en el aspecto de recuperación, con un gran despliegue físico que le permitió adelantarse a sus rivales. Como siempre, tuvo una salida de balón aseada.
Álex López (5): no está muy fino el ferrolano en este inicio de temporada. Le faltó claridad de ideas en la distribución. Su sustitución fue merecida.
Augusto (8): cada partido va a más y en esta ocasión le sirvió para anotar un gol y dejar grandes detalles de su calidad. Pelea, regatea, tiene visión de juego...y encima ya aguantó noventa minutos sin decaer físicamente.
Krohn-Dehli (9): espectacular encuentro del danés, especialmente su segunda mitad, donde regaló a sus compañeros dos asistencias maravillosas. Se está ganando al público vigués con sus galopadas y pases con criterio. 
Bermejo (5): inexplicable su falta de puntería, ya que erró dos clarísimas ocasiones de gol. No estuvo acertado dentro del área, fuera de ella no paró de pelear y facilitar el trabajo a sus compañeros.
Iago Aspas (8): una auténtica pesadilla para los centrales del Getafe. Su repertorio de regates y pases fue sensacional. Solo le faltó marcar para redondear su magnífica actuación. Su adaptación a Primera es total.
Park Chu-Young (7): mejor imposible. El primer balón que tocó ya acabó en la red de Moyá. Pudo anotar otro más, pero su disparo se marchó fuera. El público de Balaídos se fue a casa ilusionado con el surcoreano.
Natxo Insa (-): salió muy enchufado y aportando garra al centro del campo. Cumplió su función.
Toni (-): desde la mediapunta intentó tranquilizar el ritmo del partido. Un disparo lejano fue lo más destacado.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger