Uno a Uno: resumen final de temporada

Llega el momento de conocer quiénes son los mejores los jugadores del Celta en la temporada 2011-12. Los 20 futbolistas que acabaron la temporada se sometieron a 42 exámenes y como si de estudiantes se tratase esta es la media aritmética de sus notas.

Yoel (5,9): afrontaba su primera temporada como guardameta titular y cumplió con creces. Con el paso de los partidos fue ganando confianza y estuvo sin encajar 585 minutos. Cuando estaba completamente asentado llegó una lesión que le apartó del equipo y que le hizo perder su sitio en el once.
Sergio (5,8): cuando le llegó la oportunidad, la supo aprovechar. "The Quiet Man" no solo realizó grandes intervenciones, sino que además por su excelente golpeo de balón y su tranquilidad, a veces desesperante. Sufrió un golpe anímico con la suplencia en el derbi de Balaídos, del que se recuperó con convicción.
Hugo Mallo (5,3): su rendimiento no fue el esperado, sobre todo en la primera vuelta. Se perdió toda la pretemporada por el Mundial sub-20 y lo pagó con un flojo inicio, mostrando una cara desconocida tanto en ataque como en defensa. A base de partidos recuperó su nivel y terminó entonado. Rindió mejor la pasada campaña.
Oier (6,4): de lateral correcto pasó a convertirse en el mejor central de la plantilla. Fue el gran descubrimiento de Herrera esta temporada. Su rapidez, colocación, anticipación e intensidad desquiciaron a los mejores delanteros de Segunda y siempre aparecía para arreglar cualquier desaguisado de un compañero. Ojalá Mendilibar no cuente con él y regrese al Celta en Primera.
Jontahan Vila (5,7): no disipó las dudas que dejó en la recta final de la pasada campaña y eso le costó perder el sitio en el once y en el equipo, ya que solo disputó dos partidos en la segunda vuelta. Le sigue faltando contundencia y velocidad. Tendrá difícil continuar en el club porque sus prestaciones como central no dan la talla para la máxima categoría.
Catalá (5,9): es sorprendente ver como sufría el equipo a balón parado con un central de su envergadura. Quizás su pareja de baile no era la adecuada, pero cuando Túñez entró en el once rindió mejor que él. Se demostró que puede jugar perfectamente al lado del venezolano, acabando con una de las manías del entrenador. Donde sigue igual es en el apartado ofensivo, nuevamente marcó 2 goles.
Túñez (6,4): cuando Herrera le dio la oportunidad no defraudó. Junto a Oier formó la pareja de centrales más segura en estos 5 años en Segunda. Se mostró infraqueable en el juego aéreo y le dio contundencia a la defensa y mejor salida de balón al equipo. Además, su rendimiento fue muy regular, sin apenas altibajos. El central zurdo ya tiene dueño.
Roberto Lago (5,9): una de las piezas claves del ascenso, siendo el jugador con más minutos esta temporada. Su despliegue físico, sus constantes subidas y su rapidez le convierten en un fijo, aunque sigue teniendo problemas a la hora de recular cuando le encara un extremo de nivel. Marcó un gol decisivo ante el Nástic, demostrando lo peligrosas que son sus apariciones en ataque.
Bellvís (5,9): llegó para ser suplente y cumplió a la perfección con su cometido. Tanto por la derecha como por la izquierda se convirtió en un recambio de garantías e incluso le discutió la titularidad a los laterales titulares. Como defensor incluso rinde mejor que Roberto Lago, pero el vigués tiene mayor recorrido.
Oubiña (6,2): vimos de nuevo a esa Borja excelso, que juega como los ángeles liderando el mediocampo. Los puntuales problemas físicos le rompieron el buen ritmo que tuvo en varias ocasiones. Se convirtió en el metrónomo del equipo, robando y distribuyendo con una facilidad pasmosa. Una de las grandes noticias de la temporada. Oubiña ha vuelto y parece que para quedarse.
Bustos (5,5): esta campaña le tocó asumir un rol secundario ante la irrupción de Oubiña. Por esa falta de continuidad, su rendimiento no fue el de la pasada temporada. Su mejor versión apareció cuando gozó de varios partidos seguidos. Siempre rinde en la labor de destrucción, pero necesita mejorar algo en la salida de balón para gozar de minutos en Primera.
Álex López (6,4):  por si había alguna duda este año se ha consagrado, cada vez juega mejor, no es tan espectacular como otros, no es tan mágico, pero siempre está ahí, un metrónomo, rompiendo lineas, sin perder un balón, dirigiendo al equipo, casi siempre en el doble pivote ha llegado a jugar más arriba y golear. Brillante su temporada.
Natxo Insa (5,6): una pequeña decepción, a alternado alguna buena actuación que daba esperanzas con partidos bastante malos e insulsos, pero esperaba bastante más del en este primer año, aunque está claro que el cambio de sistema le perjudicó bastante, aun así al final de temporada fue muchas veces titular y siempre será recordado por meter el gol del ascenso.
De Lucas (5,6): Brillante al principio, suspenso al final.. esa cantidad de malos partidos y la insistencia de Paco Herrera de mantenerlo en el equipo le hace bajar un poco su nota pero de nuevo vital, 9 goles y 10 asistencias que han dado muchos puntos. Volverá a tocar la Primera División.
Joan Tomás (5,6): el jugador número 12, no debe ser fácil de asumir, pero al final lo consiguió y se convirtió en el mejor suplente posible, cambió para bien al equipo cada vez que salto al campo, abrió latas y sus goles en Valladolid y Huesca quedarán en el recuerdo. Joan Tomás, te queremos.
Orellana (6,3): una vez superado el periodo de adaptación, el chileno se convirtió en el jugador más desequilibrante del Celta. Su velocidad, regates y desmarques hicieron estragos en las defensas rivales. Además, se destapó como goleador con 13 tantos y se hinchó a dar asistencias. Los aficionados que al principio le llamaban "chupón", acabaron rendidos a sus encantos.
Toni (6,3): Talentoni ya está preparado, siempre que salió desde el banquillo se llevó buenas notas, y al final se hizo con el puesto de titular, siendo el segundo jugador con menos minutos fue el. 4º máximo asistente del equipo. De Lucas cuidado, ya tiene un competidor más que serio.
Bermejo (5,8): el mediapunta mentiroso, asumió su nueva posición sin rechistar, se mató a correr y defender para permitir que los Orellana, De Lucas y Aspas pudiesen disfrutar arriba, además fue un pegamento para ese vestuario. Respetado y querido por todos, vital en este ascenso tanto dentro como fuera del vestuario.
Iago Aspas (6,2): ¿Hay que decir algo sobre el año de Iago? Tuvo algunos partidos desaparecido que le bajan su media, pero su números están ahí, 23 o 24 goles, asistencias, juego, dinamismo.. se ha consagrado totalmente y ya es la estrella de este equipo. El 10, el de Moaña.
David Rodríguez (5,4): No lo ha hecho mal.. abrió muchos partidos, anotó 9 goles, 8 en la Primera vuelta, se comió marrones como jugar pegado a la izquierda.. pero se encontró con una ciclón llamando Iago Aspas que le mandó al banquillo, y contra eso no pudo luchar.

MVP
Orellana y Oubiña (7)
Álex López y De Lucas (5)
Iago Aspas (3)
Bermejo, Hugo Mallo, Joan Tomás, Toni y Yoel (2)
Oier, Roberto Lago, Sergio y Natxo Insa (1)

Mejor Jugador 1ª Vuelta: Túñez (6,9)
Mejor Jugador 2ª Vuelta: Orellana (6,6)

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger