Celta 4 - 1 Barça B. Uno a Uno

Sergio (6): muy seguro a lo largo de todo el partido y muy atento en los balones divididos. Nada pudo hacer en el gol del Barcelona B.
Hugo Mallo (5): Delofeu le volvió loco en la primera mitad y respiró cuando Eusebio retiró al extremo. A partir de ese instante se le vio más entonado.
Oier (7): un seguro de vida. Perfecto en la anticipación y siempre bien colocado. Le favoreció que el filial culé jugase sin un delantero centro fijo.
Túñez (6): cometió algún error, sobre todo en la distribución, pero su labor defensiva fue impecable al igual que su compañero de zaga.
Roberto Lago (5): de menos a más gracias a los cambios de Eusebio. Mal primer tiempo en el que se vio casi siempre superado y sin presencia en ataque. Cuando los extremos rivales ya no estaban, creció su presencia en ambas áreas.
Bustos (5): cumplió en la labor de contención, pero tuvo bastantes problemas en la distribución. Demasiado pase en corto y hacia atrás, que no solucionaban la salida de balón.
Natxo Insa (5): no fue su tarde. Excesivamente fallón en los pases, aunque por lo menos nunca se escondió y siempre se ofrecía a sus compañeros. Quizás pagó la inactividad.
Álex López (7): el motor del equipo. El jugador con ideas más claras en el centro del campo y el único capaz de cambiar el juego de una banda a otra con un pase. Menos protagonismo cuando retrasó su posición, aunque dejándose la piel en cada acción.
De Lucas (3): comenzó enchufado, pero con el paso de los minutos se borró del partido y todas sus acciones acababan en pérdidas de pelota. Sus últimos 25 minutos fueron un esperpento.
Orellana (8): desde el principio se notaba que era su partido. Una auténtica pesadilla para la defensa blaugrana, tanto por la banda como por el centro. Desequilibrante con o sin espacios y terminó con un gol y una asistencia. Los que le criticaban al principio de temporada han quedado en evidencia.
Bermejo (8): demostró que su mejor posición es la que indica su dorsal. Trabajo incansable, jugando de espaldas a gran nivel y siendo el futbolista clave en la remontada logrando el primer gol y regalando a Orellana el segundo. Merecida ovación cuando se marchó lesionado.
Toni (7): el equipo siempre mejora cuando sale al campo. Otra vez aportó frescura, rapidez y clarividencia. Una pena que jugar por la derecha le penalice a la hora de finalizar.
Joan Tomás (7): cuando un rival concede espacios, aparece la mejor versión del catalán. Deleitó con pases maravillosos y le dio al equipo un equilibrio necesario. Se le da bien jugar contra los filiales en Balaídos.
Iago Aspas (7): salió con el partido de cara y finalizar su primera ocasión en gol le dio mucha confianza y seguridad. Hizo mucho daño a la defensa suicida del Barcelona.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger