Xerez 3 - 3 Celta. Uno a Uno


Yoel (5): realizó dos grandes intervenciones en la primera mitad y estuvo más seguro que en otras ocasiones, pero en la segunda mitad se equivocó en el tercer gol.
Hugo Mallo (3): pasan los partidos y su rendimiento sigue estancado o incluso va a peor. Fue desbordado constantemente y en ataque ni se le vio. No está para ser titular.
Oier (5): los atacantes del Xerez no eran los del Valladolid B y sufrió bastante. Se mostró correcto en líneas generales y tuvo mala suerte en los goles. Como lateral mejoró su rendimiento.
Catalá (6): Jose Mari le creó muchos problemas y quizás fue el encuentro donde lo pasó peor atrás. Sin embargo, ofensivamente lleva dos partidos marcando y además goles fundamentales.
R. Lago (4): tanto Cámara como Redondo le crearon un montón de problemas y se vio desbordado, sobre todo en la primera mitad. Tampoco ofensivamente estuvo muy allá.
Oubiña (7): no paró de correr y pelear durante los 90 minutos y mejoró en la labor de recuperación. Su salida de balón fue sublime de nuevo.
Natxo Insa (5): comenzó entonado dando una asistencia a David y a punto de lograr un gol. Luego se fue desmoronando hasta desaparecer del encuentro.
Álex López (6): brega y solidaridad no le faltaron, pero estuvo más desacertado en el pase que de costumbre. Eso si, fue de los que más tiró del carro en los minutos finales.
De Lucas (5): del tridente ofensivo fue el menos acertado y se le vio desesperado y perdido en guerras personales. En los minutos finales apareció su raza y fue clave en la remontada.
Bermejo (5): se esperaba algo más de él, ya que su juego de espaldas no fue tan determinante. Se le vio demasiado lejos del área.
David (6): tuvo dos ocasiones y marcó una. Sigue en buena racha y no se entendió su sustitución, aunque al final Herrera acertó.
Joan Tomás (5): esta temporada rinde mejor como titular que saliendo desde el banquillo. No fue revulsivo, aunque le dio algo más de cordura al juego.
J. Vila (5): salió cuando el Xerez ya había bajado físicamente y no tuvo tanto trabajo, pero José Mari le complicó la vida.
Iago Aspas (7): su salida revolucionó el juego de ataque y le dio otro aire al equipo. Un peligro constante marcando un auténtico golazo.

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger