Granada 1 - 0 Celta. Uno a Uno

Yoel (9): se reivindicó el partido más importante de la temporada. Sacó manos fabulosas, paró un penalti y contó con los postes como aliados. Su único error, la salida en plancha que casi cuesta un gol. El que más se merecía pasar de ronda. 
Hugo Mallo (3): Dani Benítez y Siqueira hicieron un pandero de él. Sobrepasado en todo momento y con falta de contundencia en ocasiones. En ataque apenas se dejo ver.
J. Vila (5): mejoró en la segunda mitad sobre todo en el corte y la anticipación. Pese a todo, se le vio muy nervioso y con algún fallo de colocación impropio de él.
Ortega (5): contagiado del nerviosismo general, aunque apenas cometió errores. Cumplió sin más y no estaba siendo el peor central para merecer la sustitución al descanso.
Catalá (4): su rendimiento fue inferior al que mostró Túñez en la ida. Aguantó bastante bien a Ighalo, pero le hizo un penalti estúpido y luego lanzó la última pena máxima con una desgana absoluta. 
R. Lago (3): al igual que Hugo, sufrió de lo lindo con Collantes y Nyom. Además, falló varios pases y se precipitó demasiado. Su expulsión fue rigurosa, pero la entrada de la segunda amarilla era innecesaria. 
Bustos (6): uno de los pocos que mantuvo la compostura los 120 minutos. Se vació peleando cada balón y puso todo de su parte con mayor o peor suerte. Un ejemplo.
Garai (4): otro de los jugadores a los que el partido les pasó por encima. Destacó más por sus defectos que por sus virtudes. No se notó su veteranía. 
Michu (3): volvió el jugador apático de la primera vuelta. No le salió nada y se quedó sin fuerzas muy pronto. Su cara en el quinto penalti denotaba inseguridad y así fue su lanzamiento.
Dani Abalo (5): el más destacado del tridente B y anotó un tanto que no subió al marcador. SIn embargo, entra poco en juego y se pierde a veces en regates imposibles. 
Iago Aspas (4): era el centro de atención y parece que los focos le deslumbraron. Muy fallón en el pase y tomando decisiones equivocadas. Además, demostró que le falta instinto goleador. Por lo menos se dejó la piel hasta el final.
Álex López (6): su entrada dotó de ideas al centro del campo y se mejoró la salida de balón. Lo intentó de todas las maneras y tuvo su oportunidad de marcar. Una pena su pérdida de protagonismo en la recta final de la temporada.
De Lucas (6): es un délito que un jugador de su talla no salga de titular. Mejoró el juego de ataque con sus acciones y movimientos y no paró de pelear hasta el pitido final.
Trashorras (8): Herrera nos privó 57 minutos de nuestro mejor jugador. Fue creciendo hasta convertirse en el dueño y señor de todos nuestros ataques. Fue el cerebro del equipo y la mala suerte le privó de marcar un gol. 

El Fútbol es Celeste 2010-2016 | Material bajo una licencia Creative Commons | Diseñado por Simón Agulla y Gustavo Agulla sobre una plantilla | Motorizado por Blogger